27 noviembre 2006

Detrás de Ismael







Cuando se dice que la red y los blogs son como un millón de ojos mirándote, uno tiende a pensar que se está exagerando. Pero cuando empiezas a verte retratado, por una casualidad (estaba sentado detrás de Ismael otro bloguero importante de este país que en ese caso estaba blogueando para Otro Blog Mas), en uno de los blogs mas visitados de la blogsfera en castellano, (el de Enrique Dans), uno empieza a sentir un pequeño escalofrío: ¿En cuantas mas fotos habré aparecido sin saberlo?

Eso me recuerda que cada vez que bajo por la rambla o paso delante de un monumento, donde siempre hay miles de turistas haciendo fotos, pienso a la cantidad de gente que aparece sin saberlo en los albumes de viaje de simpáticas jubiladas inglesas o compulsivas compradoras japonesas. Pensaba que eran recuerdos e imágenes que se quedarían rapidamente olvidadas en un rincón, pero el hecho de que internet está on line 24/7 365 días al año, hace añicos mi idea.
Empiezo a hacerme a la idea de que realmente estamos expuestos a un millón de ojos atentos y que el problema de la privacidad se está convirtiendo en uno de los problemas mayores de la red. Hasta ahora la gente se está obsesionando en estar en las primeras entradas de google, ¿pero quién dice que esto es bueno? ¿Y si no quisieran estar en las listas de google, qué podrían hacer?

2 comentarios:

Enrique dijo...

Hombre, si sé que te pone tan nervioso, la borro... en cualquier caso, ten cuidado conmigo: ahora tengo tu alma aquí metida en una botellita... :-P

Saludotes

alto dijo...

El Ego también necesita sus satisfacciones. ;-)

Si la borras ya no podré vacilar...
No me querrás quitar este gustazo!