10 enero 2007

Vida real y vida virtual

Voy un tanto atolondrado y abotardado. Enero es un mes en el que habría que hibernar pero nadie hace caso.
Con la sobredosis de calorías que tenemos en el cuerpo deberían darnos todo el resto del mes para descansar. La gente se olvida que lo que gasta mas energía en nuestro cuerpo es la mismisima digestión.
No me queda que ir de cita en cita aplatanando, a medio motor y con el piloto automático. Además la semana pasada me fui a Logroño para asistir a la conferencias sobre Blogs moderada por Adolfo Estalella y
las famosas tapas de la calle Laurel son algo que uno no se puede perder. (¿a quien coño se le ocurre ir a Logroño la noche de Reyes? ¿Y qué otra cosa se puede hacer ahí en esas fechas sin hijos y familia? Pues comer y bebér hasta la saciedad).
Claro, mientras se esté dispuestos a asumir las consecuencias.
Y yo las tuve. Tenía que haber escuchado a Puño cuando decía que él, él sólo cerveza. (¿Será por eso que es tan listo?)
Si es que los jovencitos de ahora no son los de antes. Quien diría que bajo esa mirada picara de barriada del sur de Madrid, alguien encontraría tanta sabiduría. Pues yo ni caso, y venga a darle a las costillitas de cordero y al vinito. ¡Yo, que durante el resto de mi vida me hago el abstemio!
Y al final sucede lo que tiene que suceder. Que Puño se lo pasó en grande hasta las 9 de la mañana y yo a las 2 ya estaba medio muerto en mi cama. Y no cuento en que estado tenía las tripas. Si esto de ir haciendose mayor no tiene ni puta gracia.

Vuelvo con recuerdos que rondarán por mi cabeza durante varios días.

Me he enterado de un par de "secretillos" de bloggers conocidos y me he dado cuenta que cuando uno es cotilla, lo es en la red, en el bus y en el metro. Puedes ponerte un alias, crear un avatar, pero luego al final siempre sale quien eres.

Me quedo con el post de Khalo sobre la calle Laurel. Que dificil escribir así, y al final uno, al conocerla se da cuenta de que ella es así y se merece la atención que ha conseguido. Seguramente muchas mas. Y lo mismo para su querido "Gary Oldman" (¿lo pongo en vínculo o no?). Lo mismo valga para las ocurrencias de Puño, la sofisticada perversión Brutta de Luigi y la elegante simplicidad pop de Karramarro (menuda metafora mas brillante, la del papel continuo para un blog. ¡Menuda capacidad de síntesis visual!)

Me queda claro que uno es lo que es dentro y fuera de la red.

Me da miedo preguntarme como soy yo. Ante la duda espero unos años para volver a leerme. Yo como Luigi ...para mi esto es como cagar, luego no estás ahí a remenar/revolver la mierda. Simplemente tiras de la cadena y ya está. Te sientes mas ligero y con la senación que por hoy has cumplido.

¿Y tú? ¿Cómo te sientes? ¿Eres diferente aquí y ahí fuera?

1 comentario:

karramarro dijo...

Hola Alberto !
Yo me arrepenré toda mi vida de no haberme quedado esa noche jejejeje
Te dejo un recuerdo gráfico.
http://tinyurl.com/wev52
Un abrazo!