06 noviembre 2006

Cuestionar siempre

En un momento de pereza he vuelto a ojear el suplemento tecnológico de la Vanguardia, llamado NOVATEC y he leído este titular:
"Hay que cuestionar todo, siempre". es una entrevista a Kim Faura, máximo responsable de Telefonica en Catalunya.

Pues a eso vamos: Leo:
"Principalmente se ha pasado de antender a los abonados" a orientar la Compañía hacia satisfacer el 100% de las necesidades de nuestros clientes."

Hay que joderse! Y luego dicen que este señor es un creativo gestor de talento acostumbrado a seducir los mercados...

¿Hay alguien que da mas largas a sus usuarios, clientes, abonados? El otro día me querían colar el cambio de puntos en zona azul, (que implica 18 meses mas con telefonica) queriendome enviar un nokia n70 diciendo que tenía WIFI. A mi eso me ha sonado a timo. Lo que seguramente es : una mentira. El nokia n70 no tiene WIFI.

Deben de estar un tanto preocupados por la llegada de yoigo, los OMV y la guerra de tarifas que va a empezar estas navidades.

Casi me lo cuelan.

Y otra cosa: ¿Cómo pueden hablar de satisfacción de sus clientes si no respetan ni tansiquiera sus apellidos: Tengo una vecina que se llama Nuñez y todas las promociones que le llegan desde telefonica llevan otro apellido: Nuqez.

Por ser telefonica una compañía española, sorprende su mal uso de la tilde, tan característico de nuestro idioma.

Querido Kim Faura: este post va a ti dedicado, pa que veas que si pides que se cuestione tu empresa has abierto un canal de quejas sin fin, dado el horrible servicio a los clientes ofrecido.

PD: no quiero ni comentar la dificil tarea de que te contesten a las preguntas en el 609...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,

Soy Nacho, editor del blog de Novatec. He leído tu comentario sobre la entrevista con Kim Faura aparecida en nuestra publicación. Si quieres, podemos publicarlo en nuestro blog. Ya me dirás.

Un saludo,
nacho

alto dijo...

Nacho, si quieres modifico un poco el post, que me parece adecuado para un blog personal pero no para uno corporativo. Serían 4 detalles, sin cambiar el contenido que es real como la vida misma.