01 octubre 2006

Dieta

Según James D´Adamo esto es lo que tengo que comer:

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL TIPO A
Las personas con sangre del tipo A presentan según D'Adamo -hablando en general, insistimos- un sistema inmunitario vulnerable, una buena adaptación a condiciones ambientales y nutritivas estables, bienestar con una actividad física o deportiva relajante, un aparato digestivo frágil que tolera mal la carne, la harina de trigo, la leche y los lácteos, y al que le va mejor una dieta vegetariana rica en cereales y legumbres.
Las personas del tipo A deberían pues:
1) Basar su dieta en el consumo de fruta, cereales, legumbres y verduras.
2) Consumir pescado sólo en pequeñas cantidades (carpa, mero, bacalao, merluza, salmón, sardina, trucha) excluyendo los pescados planos como el lenguado y la platija.
3) Limitar o evitar el consumo de carne pero evitando los embutidos, las carnes -especialmente si están en conserva- y los alimentos salados o ahumados (embutidos, carnes en conserva, alimentos en salazón...).
4) Evitar el consumo de leche y productos lácteos. En cambio, la soja y sus derivados le son particularmente beneficiosos.
5) No consumir alimentos precocinados.
6) Consumir de forma habitual semillas oleaginosas y frutos secos pero evitando las nueces brasileñas y los pistachos.
7) Reducir el consumo de productos a base de harina de trigo.
8) Practicar actividades físicas relajantes (yoga, Tai-Chi, bicicleta, natación, excursiones...).
9) Utilizar en caso de malestar productos fitoterapéuticos o infusiones de manzanilla, cardo mariano, equinácea, valeriana, áloe, bardana y espino albar pero evitar la barba de maíz y el ruibarbo.
Cabe agregar que los alimentos que favorecen el aumento de peso en las personas del tipo A son las carnes, los alimentos lácteos, las habas y el exceso de trigo favoreciendo el adelgazamiento los vegetales, los aceites vegetales, la soja y la piña.

Pues yo he crecido en italia comiendo spaghetti y un bistec con patatas fritas cada día. He limitado al máximo las frutas (que se me hincha el estómago y es molesto) y aquí estoy en plena forma sin un gramo de más. Eso sí, hago yoga y me pego unos paseos casi infinitos.
¿Será esta dieta algo que tenga que ver con la edad? Pero sobre todo: ¿es posible renunciar a un buen jabugo? ¿eh que no? Pues a engordar y a ponerse enfermo...de placer.

1 comentario:

zbelnu dijo...

También yo probé ese régimen, pero ni me sentaba bien ni me servía de nada. Creo que cada uno tiene que encontrar su manera de comer, la que le siente bien y la que le motive. La comida también es sensualidad, si no, comeríamos pastillas, como en la ciencia ficción de los setenta!
He vuelto a tu blog porque estaba preparando mi curso de Internet para traductores y quería recomendar algún blog que no sea el mío... Aprovecho para saludarte!
Belnu